APOYAN:

 

DIABETES
(Nota correspondiente al programa Nº 5)

¿Qué es la diabetes?
Es una enfermedad crónica, hasta el momento incurable, causada por falta de insulina o disminución o alteración en la función de la insulina, una hormona que ayuda a asimilar la glucosa para después transformarla en energía. Eso hace que el azúcar en sangre suba.

¿A qué se le llama diabetes tipo 1 y tipo 2?
En la diabetes tipo 1, el organismo no produce insulina, por eso requiere la administración diaria de insulina.

La diabetes tipo 2 es la más común –existe déficit relativo de insulina y/o una alteración en su función -, puede pasar desapercibida y comienza a la edad media o en la tercera edad, generalmente está relacionada con la obesidad y el no hacer actividad física. En nuestro país se calcula que hay más de 80 mil diabéticos de este tipo no diagnosticados. En la población mayor
de 65 años, se calcula que uno de cada 4 personas es diabético.


¿Se puede evitar la aparición de la enfermedad?
Es fundamental identificar a las personas que tienen mayor riesgo de ser diabéticos.
Hay que buscar indicios como: antecedentes familiares, obesos, grasa en la cintura –mayor de 102 cm en los hombres y mayor de 88 cm en las mujeres-, hipertensos, colesterol y triglicéridos elevados, fumadores, sedentarios...
Es posible enlentecer y evitar la aparición de la diabetes tipo 2 con ejercicio, alimentación adecuada, peso adecuado.

¿Qué riesgos tiene esta enfermedad?
La mayoría de los diabéticos muere por enfermedades cardiovasculares: infarto, accidentes cerebrales.
Es la primera causa de ceguera en el mundo.
El pie del diabético es un gran problema: pero con un cuidado correcto se podría evitar 75% de todas las amputaciones en personas con diabetes.
Afecta la actividad de los riñones.


¿Cómo se trata?
En todos los pacientes diabéticos (tipo 1 y tipo 2) no basta con controlar la glucemia, es necesario un tratamiento global, controlando todos los factores de riesgo.
La diabetes tipo 1, requiere administración de insulina. La diabetes tipo 2 se trata con medicamentos, a veces insulina, pero sobre todo con cambio de hábitos de vida.
Hacer actividad física: caminata o ejercicio diario de media hora.
Combatir la obesidad: tan solo con bajar 5 a 10% de peso, ayuda.
No fume y evite el humo de tabaco de otras personas.
Hay medicamentos que pueden ayudar al control de su glucosa, su presión arterial y su colesterol.
Si toma medicamentos, hágalo tal cual se lo indicaron.


¿Cómo controlarse?
Controles regulares de hemoglobina glucosilada, glucemia y presión arterial
Conseguir hemoglobina glucosilada <7%, glucemia en ayunas entre 70 y 130 mg/dl y presión inferior a 130/80 mmHg.
Colesterol LDL menor a 100 mg/dl, y Triglicéridos menores de 150 mg./dl
Control oftalmológico de la retina.
Control periódico de los pies.


¿Cómo puedo saber más acerca de la diabetes?

La educación del paciente sobre su propia enfermedad sigue siendo la herramienta fundamental para su control.
Todas las complicaciones crónicas, invalidantes, pueden evitarse con un correcto control y tratamiento.
La cantidad y la calidad de vida del diabético dependen del acceso a la información y la adhesión al tratamiento.
Pregunte a su diabetólogo, a su nutricionista, a su médico o a su enfermera al respecto.


Escriba las preguntas que desee hacerle la próxima vez que deba ver a su médico:
¿La diabetes se puede curar?
¿Qué tipo de dieta es la que más me ayuda?
¿Qué factores pueden agravar la enfermedad?

Material correspondiente a las fichas de Prevención Secundaria
del Fondo Nacional de Recursos


 

® 2004 Saludablemente - Todos los derechos reservados - saludablemente@montevideo.com.uy